Comunicación sincrónica vs. asincrónica – ¿Qué son y cuando usar cada una?

En trabajos remotos, podemos participar de dos tispo de encuentros: sincrónicos o asincrónicos. Ambas modalidades tienen sus ventajas y desventajas. Pero ¿Cuándo usar una u otra modalidad?

Si necesitas comunicarte de manera fluida y constante con tu equipo de trabajo, sin dudas, este post te servirá, ya que te contaremos cuáles son las características de ambas forma de comunicación en trabajos remotos y cuál es mejor según el tipo de actividad que desarrolles en remoto.

Comunicación sincrónica vs. asincrónica – ¿Qué son y cuando usar cada una?

Vamos a definir rápidamente que sería una comunicación sincrónica y otra asincrónica.

Por un lado, la comunicación sincrónica es aquella que se establece en el mismo tiempo entre dos o más personas. Es decir, que todas las partes coinciden en un momento determinado y, mediante una reunión virtual, pueden dialogar sobre temas específicos. Esto no implica una presencia física, ya que las partes que participen de la comunicación, podrían encontrarse en cualquier parte del mundo; solo deberán conectarse en un horario en particular.

Estos encuentros suelen ser de mucha utilidad para reuniones de trabajo en donde el equipo requiera pautas que se necesiten dialogar entre dos o más partes. De este modo, para coordinar diferentes tareas que se encuentren relacionadas o para recibir cambios en la modalidad de trabajo, suele ser sumamente necesario.

El otro tipo de comunicación que se utiliza en los trabajos remotos es la comunicación asincrónica. Esto es, una comunicación en donde las partes que intervienen en la comunicación pueden conectarse e intercambiar datos o información en diferentes tiempos. Suelen usarse plataformas afines para ello como correos electrónicos, foros, Telegram, WhatsApp, Skype, etc. 

La ventaja es que no necesitas estar conectado con la o las otras partes: solo pendiente de los anuncios que se hagan, así como también de los cambios que el coordinador del equipo plantee.

¿Con qué tipo de comunicación frecuentemente te puedes encontrar en un trabajo remoto?

Básicamente, encontrarás la comunicación asincrónica, sincrónica o mixta.

Dependiendo del empleador y de la tarea que se requiera, se puede usar una u otra modalidad, siendo a menudo una combinación de ambas la más usada. Por ejemplo; se estilan reuniones de trabajo sincrónicas una vez por semana, quincenalmente o mensualmente y el resto del tiempo se trabaja con una comunicación asincrónica.

Esto permite cierta libertad pudiendo realizar tu trabajo dentro del horario programado o bien en los horarios que sean de tu agrado, aunque sí deberás estar presenten en los encuentros sincrónicos (que suelen tener una duración entre 1 hora y un máximo de 2 y ½ hs).

¿Cuándo se elige una comunicación sincrónica y cuando una asincrónica?

Como verás, una comunicación sincrónica se usa frecuentemente en las siguientes situaciones:

  • Según las características/necesidades propias del grupo de trabajo con el cual te vincularás. A menudo puede suceder que un grupo precise más encuentros sincrónicos, mientras que otros, con algunos pocos encuentros, ya comprenden la finalidad de trabajo.
  • Cuando recién se inicie el proyecto o actividad.
  • Cuando son equipos que no se conocen entre sí.
  • Cuando la actividad requiera de modificaciones frecuentes o cambios que es necesario comunicar a la totalidad del equipo. 
  • En ciertos trabajos muy específicos que cambian con frecuencia, será necesaria la comunicación sincrónica por ser la más efectiva para informar sobre cambios a una gran cantidad de personas.

La comunicación asincrónica se usa con frecuencia cuando:

  • El equipo ya lleva tiempo realizando una actividad determinada.
  • Existen pocos cambios en el proyecto.
  • Cuando no hay muchas modificaciones o la comunicación puede explicarse mediante soportes visuales o audiovisuales o mediante cuestionarios en línea al equipo, pero se sabe o se presupone, no habrá muchas inquietudes o preguntas por parte del equipo. 

Con frecuencia, las empresas eligen ambas modalidades de comunicación, siendo la más utilizada la modalidad asincrónica, pero con soporte o apoyo de algunos encuentros sincrónicos que dependerán de las características del equipo de trabajo y de la tarea a realizar.

Blog

Deja un comentario